Hace tiempo en otros post les contamos ¿qué era un CRM y qué era Zoho? Mencionábamos en aquella oportunidad que un sistema CRM era una solución centralizada que actúa como un repositorio único para unir las actividades de ventas, marketing y soporte al cliente; y que servía para simplificar los procesos y estrategias empresariales. Hoy en cambio, quisiéramos ayudarlos a descubrir las mejores opciones a la hora de elegir un sistema CRM.

¿Por dónde empezar?

El primer paso para responder a esta pregunta es conocer las necesidades que debe satisfacer el sistema CRM. Y lo ideal, es que esto surja de quienes diseñan la estrategia comercial y de los colaboradores que están involucrados en la gestión de la relación con los clientes. Para no equivocarse o desviarse de los objetivos comerciales de la empresa, siempre hay que recordar que un requerimiento o necesidad es visto de manera diferente por técnicos y empresarios.

Para ayudarte a decidir, te detallamos algunos aspectos que se deben contemplar a la hora de implementar un sistema CRM.

  • Define qué objetivos quieres alcanzar. Los sistemas CRM tienen muchas características y funciones, pero puede que no todas sean útiles para tu empresa, por lo que tienes que establecer prioridades de uso para cada área de tu empresa.
  • Involucra a tu equipo. Dirección, ventas, comerciales y marketing tendrán sus necesidades y su opinión será de interés a la hora de elegir CRM. Ten en cuenta que un CRM no es solo un programa sino una forma de trabajo y gestión, por lo que un cambio de sistema de gestión o una implantación del sistema requiere una buena predisposición por parte de todos.
  • Comprueba la compatibilidad. Si utilizas alguna herramienta que quieras que se integre con el CRM, tendrás que averiguar si son compatibles.
  • Ten en cuenta el precio y plazo de implementación. Evidentemente el aspecto económico también es importante, pero tendrás que analizarlo junto con el resto de elementos. Los sistemas CRM en la nube reducen significativamente los costos y los tiempos de implementación, permitiendo pagar solo por aquello que se utiliza.
  • Analiza si es un producto escalable. El sistema CRM que elijas tendrá que estar adaptado al tamaño de tu empresa, porque no es lo mismo una empresa con 20 empleados que con 1000. Por otra parte, debes tener previsto el crecimiento empresarial y si el sistema de CRM que elijas puede adaptarse a ese crecimiento.
  • Simple dos veces bueno. Debe ser fácil de usar y configurar. Lo que buscamos es sustituir el Excel por algo más sofisticado pero simple, que nos permite crecer y avanzar sin depender de sistemas complejos.

¿Qué opciones hay en el marcado?

Actualmente en el mercado hay no menos de 450 soluciones CRM. Para las Pymes se destacan sistemas CRM como Zoho, Sugar, Dynamics, Salesforce y algunos más.